Consejos para moteros en días de nieve o lluvia

diciembre 26, 2014

Conducir tu moto cuando la meteorología no acompaña no es la mejor idea del mundo, pero como a veces no es algo que nosotros podamos decidir, ahí es donde aparece el factor sorpresa. Te dejamos aquí unos consejos para conseguir una buena adherencia por si te toca conducir con lluvia, nieve o incluso hielo.

baaf0d7ac6cbc5155a57902ea98f2a82

¿Qué precauciones debemos tomar como motoristas?

  1. Aumentar la distancia de seguridad.
  2. Disminuir la velocidad.
  3. Ser mucho más fino y progresivo tanto al acelerar o frenar como al inclinar la moto.
  4. Inclinar menos que en seco, lo que obliga a un paso por curva a inferior velocidad.
  5. No frenar con la moto inclinada bajo ningún concepto, sobretodo con la rueda delantera.
  6. Usar proporcionalmente más la retención del motor y también el freno trasero para reducir la velocidad.
  7. Atención especial al estado de los neumáticos: peligro de aquaplaning si el dibujo tiene poca profundidad
  8. Extremar las precauciones sobretodo al empezar a llover, porque es cuando hay menos adherencia.
  9. Evitar en lo posible pasar sobre charcos o acumulaciones de agua. Si no hay más remedio debe hacerse a poca velocidad y sin inclinar la moto.
  10. Atención especial al trazar curvas a la sombra en condiciones de frío intenso y alta humedad: peligro de hielo sobre el asfalto.
  11. Procurar no acelerar, frenar o inclinar la moto sobre la pintura blanca del pavimento(señalización horizontal), que tan generosamente se prodiga en ciudades y en carreteras. “Finura” extrema en estas circunstancias a menos que quieras acabar por los suelos en una fracción de segundo.

Debemos tener en cuenta que la adherencia disminuye, en mojado, a menos de la mitad y cuando nos encontramos con hielo, hasta más del 90%

4d61e46f31d32c8bd800d8c6570ea1b3

También debemos tener muy presente que la adherencia de los neumáticos sobre el pavimento no se manifiesta únicamente cuando frenamos, también lo hacen a la hora de acelerar o inclinarnos, por eso debemos darle especia importancia  a realizar estas dos maniobras de manera suave y cuidadosa, progresivamente, en caso de lluvia.

Otro punto a tener en cuenta es el pavimento, debemos desconfiar siempre de los brillantes, eso significa que el agua esta en la superficie y por ello refleja mucho mas la luz. En cambio si nos encontraos un pavimento oscuro y sin brillos significa que tendrá una mejor adherencia a pesar de la lluvia.

Cuando comienza a llover es el momento en el que la adherencia es menor, ya que esas primeras gotas de agua se mezclan con la suciedad del asfalto creando así una superficie resbaladiza, similar al barro que lubrica las ruedas y el suelo, haciendo que la adherencia se reduzca a menos de la mitad que en seco.

Si hablamos de nieve, tenemos que tener en cuenta que puede convertirse en hielo fácilmente si nos encontramos en situaciones de frío intenso y cierta presión.

249737575524600b80673973c4fe28bd

La temperatura de los neumáticos y del propio asfalto también influye en la reducción de adherencia al suelo. de hecho, la propia lluvia, (más aun si se trata de nieve o hielo), hace que enfríe mucho el asfalto. Por eso, hasta en seco cuando hace mucho frío deberíamos conducir como si lloviese. Lo mejor, es que, hasta cuando no hay lluvia, empecemos a calentar los neumáticos antes de rodar a buen ritmo, los pilotos de carreras siempre lo hacen ¡será por algo!

 

Related Posts

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>